domingo, 7 de agosto de 2011

NAVES PERDIDAS (PRONTUARIO DE TRISTEZAS) CAP VI



ADORMIDERA
(Cartas desde Nankín)

Sueño, corro en campos de amapolas
Han sido años duros, varios han caído.
Yo lucho contra ciertos fétidos impulsos
Desplomo y me levanto, se donde encausar.

Partimos de asumir las dificultades
El optimista avala el reconocimiento
A mi tanto nunca me alcanza
Pero te lo firmo, se donde encausar.

Flores para Florencia es lo que quise dar
Mi espada de madera nunca fue buen certificado
Así que para caballero no me da la nafta
Pujo la hidalguía, y además, se donde encausar.

Fui la carambola que rebotó de aquí para allá
el fruto que asomó cuando el amor agonizaba.
Deliro en el frenesí del impacto con la nada
Malnacido y todo, se donde encausar.

Y aprendí a valorar lo cotidiano
me volví un perro casi domesticado.
Ella era mi metadona, yo su desbande
Mal dado por perdido, se donde encausar.

El barquito que superó mil tormentas
Hoy parece hundirse ante un suspiro.
Las ratas se fueron al mazo para no variar
Borracho y loco, se donde encausar.

Allí se dan el primer beso,
Aquí el amor se desvanece.
Caliento el plato y unto tristezas
Mis muertos me llaman, se donde encausar.


Némesis

2 comentarios:

Buenas Salenas dijo...

Casualidad encontrarte! soy de tandil tambien!! te seguire! te apunto mi Blog http://correpiesdeplomo.blogspot.com/

Juan Antonio dijo...

Me encantó, ando viviendo un momento de esos en que los pilares sobre los que uno había construido su existencia acomodaticia se están tambaleando, y tu poema me ha hecho sentirme identificado en muchos aspectos del mismo. Un abrazo. Te sigo leyendo